Mercedes Benz adquiere una parcela de más de 47.400 metros en el CTV

La multinacional alemana contempla nuevas adquisiciones en la zona de Jundiz para enfocar allí su estrategia logística

César Martín Cedida - Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

Vitoria - La factoría de Mercedes Benz de la capital alavesa no deja de ser noticia durante las últimas semanas. A su ya conocido parón en la producción ocasionado por las incertidumbres que afectan a la tecnología diésel, ayer se sumó una buena nueva, en este sentido, literal. Los rectores de la compañía y los de la Diputación alavesa daban a conocer el acuerdo por el que la compañía automovilística adquiere más de 47.000 metros cuadrados de terrenos en el CTV, el Centro Intermodal de Transporte y Logística ubicado junto a Jundiz. Este nuevo posicionamiento abre las puertas a la empresa a un acceso directo a la red ferroviaria, ideal para sus exportaciones o para su comunicación con otros nodos de carácter logístico.

Tal y como indicaba ayer Pilar García de Salazar, presidenta del CTV, además de teniente de diputado general y diputada foral de Desarrollo Económico y Equilibrio Territorial, “que empresas como Mercedes Benz sean conscientes del potencial del CTV y apuesten por su utilización es un gran refuerzo al trabajo realizado, y consolida su desarrollo como centro intermodal”.

Según indicaron fuentes conocedoras de la operación, la parcela de 47.406 metros cuadrados pretende “asegurar la capacidad productiva” de la planta vitoriana, la mayor empresa de Euskadi, con 5.400 trabajadores, ya que a partir de ahora ésta contará con una superficie total de 642.296 metros cuadrados.

En principio, las compras de la compañía no se quedarían ahí. No en vano, desde la factoría se pretende adquirir más superficie en Jundiz para concentrar ahí la parte logística de la compañía. Además, la multinacional iniciará en breve las obras necesarias para “acondicionar el terreno” a las necesidades “derivadas del aumento de producción de los productos Vito y Clase V”. “La fábrica de Vitoria cuenta con la experiencia y los conocimientos necesarios para asegurar el aumento de producción de aquellos vehículos que el mercado demanda, entre ellos la nueva Vito eléctrica”, señaló a Efe el director general de la planta, Emilio Titos.

En ese sentido, García de Salazar añadía que “la logística como motor de competitividad es uno de los ejes estratégicos de la legislatura foral. Estar más y mejor conectados es una condición para ser competitivos. Como he reiterado en más de una ocasión, nuestra apuesta pasa por desarrollar en Álava un nodo logístico de referencia en el sur de Europa. Las infraestructuras logísticas que estamos consolidando, Foronda, Arasur, y en este caso, el CTV en Jundiz, nos están acercando al objetivo”.

Sea como fuere, lo cierto es que el anuncio de la compra de la parcela coincidía ayer con el tercer día de parón en la producción de los 10 previstos por la dirección de la factoría debido a la bajada de ventas ocasionada con los vaivenes a los que se está sometiendo a la tecnología diésel, que acapara el 85% de los vehículos que Mercedes fabrica en la cadena de montaje gasteiztarra. Aparte, la empresa ha suprimido el turno de noche prácticamente hasta 2019 -desde el 12 de noviembre hasta el 20 de diciembre, periodo que también se verá afectado por las Navidades-. Tales circunstancias devienen de los problemas coyunturales detectados por la empresa, que han llevado a la dirección de la planta gasteiztarra a rebajar su programa de producción de 155.637 a 147.000 las unidades para este año.

Dadas las circunstancias, ayer mismo una veintena de delegados de LAB se concentraron en la plaza de los Celedones de Oro de Vitoria para protestar por la “ofensiva contra los derechos laborales” que está acarreando la “polémica” de los motores diésel. Las quejas sindicales hacen referencia a una de las pocas certezas que rodean la merma del programa de producción de la planta de Mercedes: casi un tercio de los 400 eventuales que desarrollan su trabajo en la factoría podrían perder su empleo.