La vendimia en Rioja Alavesa se generalizará el próximo fin de semana

El Consejo Regulador de la DOC Rioja emite su último boletín de maduración de la presente campaña

Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

laguardia - El último boletín de maduración emitido ayer por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOC) Rioja señala que la vendimia se generalizará este próximo fin de semana, gracias a la buena evolución que han tenido los frutos.

De hecho, con ese boletín, el séptimo de los emitidos en esta campaña, se cierran los comunicados oficiales sobre el estado de las uvas, unas herramientas que permiten a los viticultores determinar la fecha idónea de vendimia en cada localidad y optimizar así la calidad del fruto y de los vinos elaborados posteriormente.

Desde el Consejo se afirma que esta séptima, y última semana, se puede hablar de una evolución correcta de la maduración en las zonas de Rioja Alta y Rioja Alavesa, con moderados aumentos de grado y disminución de la acidez. Por esa razón la dirección técnica del Consejo Regulador destaca la “estabilización de los parámetros analizados en la zona de Rioja oriental, que se encuentra en plena vendimia, con alguna bodega ya que ha finalizado la misma, así como la estabilización del peso de la baya en todas las zonas”.

Tras varias semanas con buenas condiciones meteorológicas, la situación de vendimia está llegando y lo hace acompañada de un buen estado sanitario y vegetativo del viñedo. Por esa razón, para finales de esta semana se prevé una vendimia ya generalizada, de forma selectiva, en todo el conjunto de la Denominación. Los servicios técnicos de este organismo, en la fase final del ciclo de la cosecha, realizan el control de maduración de la uva con el fin de facilitar a todos los viticultores información técnica sobre las fechas de vendimia más adecuadas en cada localidad en función de la evolución del viñedo.

Para la toma de muestras se subdivide el territorio de la DOC en 20 zonas vitícolas, dada la diversidad climática que presenta, coincidiendo la variación con su orografía y con la gradación progresiva de la altura del valle del Ebro, cuyas cotas van de 300 a 700 metros. Los viñedos “testigo” -57 en total- se han elegido teniendo en cuenta su grado de representatividad de la zona en que se ubican, tomándose en cada uno de ellos 100 bayas de 33 cepas diferentes.

Las muestras recogidas por los veedores del Consejo son analizadas en los tres laboratorios oficiales de la Denominación: Estación Enológica de Haro, Estación Enológica de Olite y Casa del Vino de Laguardia. - P.J.P. / Foto: P.J.P.