Asparrena y Elburgo examinan su vulnerabilidad ambiental

Participan junto con cuatro municipios navarros en un plan piloto

Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

vitoria - Dos municipios alaveses y cuatro navarros analizarán su vulnerabilidad al cambio climático y aplicarán criterios de urbanismo sostenible a proyectos municipales Las redes de municipios hacia la Sostenibilidad de la Comunidad Autónoma Vasca (Udalsarea 21) y la Comunidad Foral de Navarra (Red NELS) firmaron ayer un convenio marco para la puesta en marcha de proyectos piloto en seis municipios, con el fin de adaptar sus territorios al cambio climático. Un convenio marco que también firman como colaboradores el Gobierno de Navarra, Nasuvinsa, la Sociedad Pública de Gestión Ambiental Ihobe del Gobierno Vasco y seis ayuntamientos: dos alaveses y cuatro navarros.

Los alcaldes de los municipios navarros de Arguedas, Peralta, Tafalla y Villava, así como las alcaldesas de Asparrena y Elburgo, firmaron el convenio por el que sus respectivos municipios serán las primeras localidades en evaluar su vulnerabilidad y capacidad para adaptarse a los efectos derivados del cambio climático, compartiendo el conocimiento con sus respectivas poblaciones. Aplicarán además, a planes y proyectos concretos, criterios de adaptación en el planeamiento urbanístico establecidos en una guía desarrollada por la Red NELS en el anterior proyecto Egoki.

El fenómeno del cambio climático supone un aumento progresivo de temperatura, mayor frecuencia e intensidad de las olas de calor, un cambio en el régimen de precipitación, lluvias torrenciales, incremento del riesgo de incendios forestales y de la frecuencia e intensidad de las inundaciones, y potencial pérdida de biodiversidad, entre otros impactos. La puesta en común del conocimiento, entre las dos redes, los seis municipios y entre los técnicos municipales de cada uno de ellos y sus respectivas poblaciones, puede garantizar un mejor aprendizaje en la puesta en marcha de planes y proyectos municipales con criterios de adaptación al cambio climático y un incremento de la resiliencia territorial y social.

La colaboración en materia de cambio climático entre ambos territorios va a permitir compartir experiencias en la aplicación de las políticas de cambio climático a escala local. En Navarra bajo el paraguas de la Hoja de Ruta de Cambio Climático de Navarra (KLINA) y en Euskadi, de la Estrategia Vasca de Cambio Climático (KLIMA2050).

El acto de firma del convenio de colaboración estuvo presidido por la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno de Navarra, Eva García;el primer edil del Ayuntamiento de Berriozar, Raúl Maiza, en calidad de presidente de la Red NELS;y Jesús Losada, como director general de Ihobe, sociedad pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco, que coordina la red Udalsarea21. Por parte de los ayuntamientos piloto, los firmantes fueron los seis alcaldes y alcaldesas comprometidos con el proyecto: Fernando Mendoza (Arguedas), Juan Carlos Castillo (Peralta-Azkoien), Arturo Goldaracena (Tafalla), Mikel Oteiza (Villava-Atarrabia), Consuelo Auzmendi (Asparrena) y Mº Natividad López de Munian (Elburgo).

El Proyecto Egoki, que ayer iniciaba formalmente su trabajo en su segunda edición, cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica. Su financiación ha sido aprobada en la convocatoria de subvenciones a proyectos de adaptación al cambio climático 2018, establecida por acuerdo con la Oficina Española de Cambio Climático, que cuenta con fondos PIMA Adapta, vinculados al desarrollo del Plan Nacional de Adaptación al cambio climático. - DNA / Foto: E. San Pedro

sancho el sabio