La sociedad civil examina la ‘ley Mordaza’

El Congreso acogerá sus testimonios para reformar la norma con la base de la propuesta del PNV

Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

madrid - El Congreso de los Diputados va a cambiar la ley Mordaza de Rajoy tomando como base la propuesta del PNV, lo que supondrá reformarla y no derogarla para volver a la normativa de Corcuera, como proponía el PSOE. Este procedimiento, más posibilista, va a contar también con la participación de varios miembros de la sociedad civil, que acudirán en calidad de comparecientes a la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para ofrecer su testimonio sobre esta ley, que para la mayoría parlamentaria supone un recorte en las libertades de expresión y manifestación. La decisión se tomó ayer y supone una novedad en este proceso de reforma.

La ponencia se va a constituir el jueves de la próxima semana, y ese mismo día los grupos presentarán sus propuestas de comparecencia. El PNV también lo hará, aunque aún no ha decidido sus nombres. Las comparecencias serán simultáneas a la negociación en la ponencia para evitar que se dilate el trámite en exceso y adelantar los aspectos del cambio legal, según fuentes parlamentarias consultadas por este periódico. A la espera de conocer el número exacto, se prevé que comparezcan todos en la primera semana de noviembre.

Las decisiones sobre esta reforma se tomaron ayer en una reunión de los portavoces de la Comisión de Interior. El PSOE no había registrado enmiendas a la propuesta del PNV porque tenía su propio documento, que ahora decae, pero los grupos van a ser flexibles y van a dar todas las facilidades a los socialistas para que incluyan sus ideas a pesar de que el trámite haya quedado cerrado. La otra gran decisión de la jornada fue arrancar los trabajos sobre esta ley el próximo jueves, tras meses de bloqueo. El PNV propone suprimir algunas sanciones y fijar criterios de mayor proporcionalidad para otras. En concreto, plantea eliminar la catalogación como infracción grave de las reuniones ante el Congreso y el Senado y la utilización de imágenes de las fuerzas de seguridad. - M. V.