El ayuntamiento asume tres exhumaciones erróneas

Un caso obedeció a una equivocación en el orden de los trabajos a ejecutar y los otros dos a errores administrativos

Axier Burdain Josu Chávarri - Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

Vitoria - En relación con las exhumaciones realizadas por error en el cementerio de El Salvador entre los años 2013 y 2017, los responsables del Ayuntamiento de Vitoria reconocieron ayer que, en total, se han producido tres casos y que, con el fin de evitar nuevas equivocaciones, se implantarán mejores sistemas de control y se valorará reforzar el personal en la instalación municipal. Además de los dos casos revelados por DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, el Consistorio da cuenta de un tercer incidente ocurrido años atrás, cuando los operarios confundieron el orden de las tareas a ejecutar y, en lugar de inhumar los restos, los exhumaron.

Los portavoces municipales aclararon ayer que el Ayuntamiento tiene conocimiento de tres casos. “Como ha explicado en comisión el concejal de Medio Ambiente y Espacio Público, Iñaki Prusilla, se trata de errores del servicio achacables al ámbito humano”, agregaron.

El primero de la lista tuvo lugar hace años y obedeció a “un error de actuación in situ”. “Se trasladaron por equivocación los restos de una fallecida al osario común, de donde no se pueden retirar los restos”. En concreto, precisaron que los operarios confundieron el orden de inhumación y exhumación, con lo que exhumaron los restos que no eran.

El segundo y el tercero respondieron, tal y como señalaron desde el gobierno municipal, a “errores administrativos”. “Se dio orden de exhumar los restos de fallecidos por una confusión de numeración”, puntualizaron. En ambas situaciones hubo familias que renunciaron a su concesión, por lo que la propiedad revirtió al Ayuntamiento y se activó el procedimiento correspondiente, consistente en vaciar las sepulturas y volverlas a usar. Lo que sucedió es que se produjo una confusión a la hora de identificar los enterramientos -una sepultura y un nicho- y se extrajeron unos restos que no eran los correctos. Ambas confusiones se produjeron porque, tal y como precisaron desde el Consistorio, las sepulturas tenían el mismo aspecto constructivo y los nombres de los titulares coincidían o presentaban una numeración muy similar.

Para poner fin a este problema, el gobierno municipal ha anunciado que pondrá en marcha más filtros de control. De forma paralela, quiere mejorar el sistema de software del censo de cementerios y se valorará el refuerzo de personal en los mismos.

Las mismas fuentes explicaron que el Ayuntamiento siempre ha asumido los errores cometidos, lamenta enormemente la situación producida por un error de gestión, y pide disculpas a las familias. También afirma que se han ofrecido indemnizaciones por daños morales, además de ofertarse el mismo tipo de sepultura lo más cerca posible de la original. Así, señala que en dos ocasiones, la familia ha acudido al juzgado al considerar que la indemnización debe ser mayor.

un dato

años. Los responsables municipales precisaron ayer que los tres casos se produjeron entre los años 2013 y 2017.