promoción turística de la comarca

Ayala reta a sus jóvenes a un ‘juego’ de trabajo real

La Cuadrilla pone en marcha una simulación en la que tres equipos luchan por un premio de 1.500 euros

Viernes, 14 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

respaldiza - La Cuadrilla de Ayala ha iniciado el curso con fuerza, en cuanto a promoción turística se refiere. De hecho, en colaboración con la Fundación Vital, acaba de lanzar un novedoso juego de simulación de gestión empresarial para jóvenes de la comarca que cursen o hayan terminado recientemente estudios de Publicidad, Márketing, Diseño o similares, dispuestos a sacar todo el rendimiento a su creatividad y al trabajo en equipo, acercándoles a una experiencia de trabajo real.

Lo han bautizado con el nombre de Desafío Aiara y es un reto donde tres equipos, con un mínimo de tres personas y un máximo de cinco, simularán ser una agencia de publicidad y recibirán el encargo de promocionar un producto o recurso turístico de la comarca, diseñando la campaña publicitaria del mismo. El equipo ganador recibirá un premio de 1.500 euros y los productos o recursos previstos promocionar son las visitas a bodegas de txakoli, las ferias y mercados de la comarca y las actividades deportivas que se desarrollan en Aiaraldea, enfocando la publicidad a atraer a gente no residente en alguno de los cinco municipios que integran esta Cuadrilla. Es decir, Laudio, Amurrio, Artziniega, Aiara y Okondo.

Cada uno de los equipos estará dirigido por una persona mentora y el desafío se desarrollará en el centro y semillero de empresas del Refor de Amurrio a lo largo de cuatro jornadas.

Esta innovadora experiencia viene a sumarse a otras actividades de dinamización turística creadas para este otoño desde el mismo órgano comarcal, gracias a la subvención de la Diputación y del Gobierno Vasco. Se trata de visitas a cinco de las bodegas de txakoli de la comarca, que se están ofertando durante todos los sábados hasta diciembre y visitas teatralizadas por distintos municipios de la comarca para darlos a conocer. - A. Oiarzabal