líder del partido de los trabajadores

Haddad confía en ganar las elecciones brasileñas

"Nosotros tenemos un líder llamado Lula, que inspira a todos", enfatizó el candidato del PT

Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

Sao Paulo - “Es la hora de salir a las calles con la cabeza erguida y vamos a ganar estas elecciones”, dijo ayer Fernando Haddad en su primer discurso como candidato del PT a la Presidencia de Brasil tras sustituir a Luiz Inácio Lula da Silva, del que dijo que es su líder y que “inspira a “todos”. “Estaremos en la calle hasta el día 7 (de octubre) y el 28 vamos a celebrar la democracia”, anunció Haddad en un acto en Curitiba, momentos después de que Lula, encarcelado por corrupción, avalara la nueva candidatura del Partido de los Trabajadores (PT), encabezada ahora por Haddad y con la comunista Manuela D’Ávila como aspirante a la vicepresidencia.

El “mapa del hambre” Después de que la Justicia Electoral inhabilitara la candidatura de Lula, el PT tenía de plazo hasta este martes para anunciar un nuevo aspirante presidencial para las elecciones. “Nosotros tenemos un líder llamado Lula, que inspira a todos”, enfatizó Haddad, exministro de Educación y exalcalde de Sao Paulo. En la opinión de Haddad, “bastaron dos años para que Brasil volviera al mapa del hambre” y “todo lo que han hecho hasta ahora fue desestabilizar, traer el caos, el desorden y la intolerancia” para un “pueblo que solo quiere trabajar”. “No aceptaremos el Brasil del siglo 20, o del siglo 19 o del 18. No queremos aquel Brasil desigual. Sabemos de nuestro potencial, nosotros hemos dejado de soñar parar realizar el sueño”, recalcó Haddad.

El PT, que gobernó Brasil 13 años (2003-2016), esperó hasta el último momento para anunciar el cambio de candidato con la esperanza de poder revertir la decisión de la justicia electoral en otras instancias, lo que no llegó a concretarse. A Lula, quien encabezaba las encuestas con casi el 40 % de las intenciones de voto, le impidieron participar en las elecciones por haber sido condenado en segunda instancia. - Efe