pacto unilateral con los empresarios

El Gobierno Vasco pone el Acuerdo de Empleo con Confebask sobre la mesa de diálogo social

Lakua espera que los sindicatos acepten negociar, pero el acuerdo se mantiene en los plazos previstos

Xabier Aja - Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

vitoria - El Gobierno Vasco va a realizar un último intento para intentar relanzar la mesa de diálogo social en Euskadi y para ello está dispuesto a negociar en dicho ámbito el acuerdo por el empleo que pactó, de forma unilateral, con la organización empresarial vasca Confebask. Un hecho, este, que llevó a Comisiones Obreras, y posteriormente a UGT, a abandonar una fórmula en la que ELA y LAB ya no estaban presentes por considerar que no aportaba nada al colectivo laboral.

Aunque el Ejecutivo vasco mantiene, según fuentes de Lehendakari-tza, que el Acuerdo por el Empleo ni se paraliza, ni se retrasa su aplicación, sí se dará pié a los sindicatos a intervenir en la negociación. La consejera de Trabajo, María Jesús San José, pretende con esa decisión que, al menos, CCOO y UGT, vuelvan a sentarse a la mesa.

Un cambio de postura de los sindicatos ELA y LAB se antoja más complicado tras ver la valoración que han realizado días pasados del borrador del decreto para revitalizar el diálogo social en el País Vasco. La principal objeción de ELA, y también de LAB, se refiere al modo de adoptar los acuerdos en la mesa pues considera que no respeta la mayoría democrática ya que aunque el artículo 10 del proyecto estipula que con carácter general los acuerdos de la mesa de diálogo social se adoptarán por unanimidad de las partes que la integran, hay una excepción notable.

En concreto, en el borrador del decreto se señala que “excepcionalmente podrán adoptarse acuerdos de la mesa de diálogo social con el voto favorable de al menos una de las organizaciones pertenecientes al grupo sindical, por una parte, y al empresarial, por otra, siempre que el acuerdo reciba también el apoyo unánime de los representantes del Gobierno”. Según valoran ELA y LAB con esa redacción se pudiera dar el caso de que saliese adelante un acuerdo con el voto, por ejemplo de UGT, con sólo el 10% de representatividad en su sector, frente a la postura de los dos sindicatos citados que suman casi el 60% en la CAV.

El acuerdo con Confebask sigue El Departamento de Trabajo insinuó que la aplicación del Acuerdo por el Empleo firmado por el Gobierno Vasco y Confebask se decidirá en la Mesa de Diálogo Social con el fin de “reconducir” el documento y someterlo al consenso de CCOO y UGT, organizaciones sindicales que abandonaron la mesa en abril de 2018, pero desde Lehendakaritza se reiteró que el Acuerdo Marco de colaboración por el empleo y la cualificación de Euskadi 2018-2020 firmado con Confebask ni se paraliza ni se retrasa en su aplicación.

El Departamento de Trabajo espera que ambos sindicatos “vuelvan a ella” mediante la incorporación de las propuestas sindicales al documento pactado con los empresarios.

Para intentar engrasar una decisión favorable a la vuelta a la mesa de CCOO, el Gobierno señaló ayer que “los contenidos y materias del acuerdo de empleo así como su desarrollo y ejecución” se someterán a las aportacionesy modificaciones que aporten los sindicatos, a los que ya se ha remitido los términos del documento, según la consejera María Jesús San José.

La responsable de Trabajo, afirmó, según Europa Press, que “este paso va a hacer que los sindicatos que abandonaron la mesa de diálogo vuelvan a la misma para así reconducir el consenso en torno a este documento, que vamos a poner encima de esa mesa para debatirlo con los sindicatos”. La intención del Ejecutivo es revitalizar el órgano tripartito -participan representantes del Gobierno, de los sindicatos y de las organizaciones empresariales-, para una vez recibidas y analizadas las aportaciones sindicales, seguir con los trámites previstos para la aprobación del decreto que institucionalizará el diálogo social.

En principio, el plazo para presentar alegaciones al borrador del decreto para institucionalizar el diálogo social concluía el pasado viernes, día 7 de setiembre, pero el Gobierno Vasco ha ampliado el periodo una semana más.