este sábado

Salinas de Añana convoca la Fiesta del Entroje

Se nombrará caballero de la comunidad de herederos de las salinas a Ángel Fernández de Retana

Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

salinas - La localidad acogerá el sábado la festividad del Entroje, el transporte a lomos de animales, y el cierre de la cosecha de la sal 2018, un espectáculo que se desarrollará en las salinas con el protagonismo de los caballeros de la comunidad de herederos de las reales salinas de Añana. Los actos comenzarán a las once de la mañana con el bando de la comunidad de caballeros convocando a las tandas para el entroje y a continuación se degustará un moscatel con galletas mientras se elaboran las tandas. A las doce y media se ha previsto la salida hacia los almacenes de sal del Valle Salado donde se realizará una explicación comentada del entroje con el acompañamiento de los txistularis. En ese mismo lugar se producirá el nombramiento del nuevo caballero, Ángel Fernández de Retana, profesor en el Basque Culinary Center y con una larga trayectoria en restaurantes de primera línea.

Posteriormente, y con los cantos salineros y acompañamiento a las tandas del entroje se marchará hasta los almacenes del pueblo y en la plaza habrá una exhibición de danzas y un picoteo. Por la tarde, a las seis. se ha organizado la tomatina y la exposición de tomates, un concierto y, tras las deliberaciones del jurado sobre los tomates expuestos, una degustación de los mismos con sal de Añana.

antropología de la sal Además, desde hoy hasta el sábado tendrá lugar en Vitoria un congreso internacional de antropología de la sal, en el que la Cátedra UNESCO de Paisajes Culturales y Patrimonio de la UPV participa como comité organizador.

La disciplina conocida como Antropología de la sal nació en el año 2002 de manos del doctor Marius Alexianu (UAIC, Rumanía) y su objetivo era unir bajo un mismo marco la gran cantidad de estudios que se estaban realizando sobre la sal.

La sal, única piedra comestible de la naturaleza, no sólo es imprescindible para la supervivencia de los seres vivos sino también para el conocimiento de nuestro pasado, puesto que su estudio se ha convertido en las últimas décadas en una fuente de información de gran valor, explican desde la Universidad del País Vasco. - P.J.P.