un pulmón en la medular del alavés

Polivalencia para el centro

Darko Brasanac, durante su presentación como jugador del Deportivo Alavés.

Darko Brasanac se confiesa dispuesto a adaptarse a las diferentes funciones que Abelardo le encomiende y destaca que la “competencia dura” es “positiva” para el equipo

Txema Sierra Pilar Barco - Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

vitoria - Un comodín. Ese es el papel que parece haber destinado el Deportivo Alavés a Darko Brasanac. El futbolista serbio, el último en incorporarse a la disciplina albiazul -cedido por el Betis- apenas unas horas antes de que se cerrase el mercado estival, destaca por su polivalencia y esa es precisamente una de las principales virtudes que El Glorioso espera explotar con su fichaje. “Creo que es un refuerzo realmente importante porque nos va a aportar muchas variantes, muchas posibilidades en el juego. Sobre todo con los medios centros que ya tiene el equipo. Por su versatilidad, porque es capaz de aunar ese juego combinativo y asociativo con el de la entrega, la disciplina, el rigor y el esfuerzo y por lo tanto es una satisfacción poder contar con un jugador de estas características y estas cualidades”, reconoció Sergio Fernández ayer durante la presentación oficial del balcánico.

Y es que el director deportivo albiazul reconoció que esta era una pieza que codiciaba desde hace tiempo. “El año pasado ya intentamos que formara parte de nuestro proyecto. Este la operación fue tan tardía porque el Betis de entrada no se planteaba su salida pero al final los movimientos del mercado nos facilitaron poder acceder a él. Esperemos que aquí pueda demostrar realmente el nivel, las cualidades y la valía que tiene como futbolista”, reseñó.

Por lo que respecta al protagonista de la matinal, Brasanac confirmó que se encuentra en perfectas condiciones físicas tras haber completado la pretemporada con el Betis -incluso estuvo convocado en las dos primeras jornadas del curso- y se mostró dispuesto a desempeñar los diferentes roles que le pueda pedir Abelardo. “No me importa donde jugar, me da igual. Aunque es verdad que me gusta más ser un poco más ofensivo, he jugado como pivote solo por detrás o haciendo pareja en el centro”, argumentó.

De la misma manera, tampoco le genera problema alguno pasar del estilo de toque que ha impuesto Quique Setién en el Betis al fútbol más directo del Alavés. “La temporada pasada estuve en el Leganés y ahí tampoco jugábamos demasiado al toque”, confesó.

Preguntando por la dura competencia que tendrá en su puesto para tratar de hacerse un hueco en los planes de Abelardo, el jugador serbio explicó que “en todos los clubes de Primera hay competencia porque los jugadores tienen mucha calidad. Sabía que iba a tener competencia, pero eso va a ayudar al equipo y será bueno para el entrenador. Tenemos muchos partidos por delante y pienso que habrá tiempo para todos”.

Por último, se mostró encantado con el ambiente de su nueva casa. “La afición aprieta mucho y empuja para ganar muchos partidos. Ahora necesito un poco de tiempo, pero creo que en breve podré ayudar al equipo”, concluyó.

Secciones