alavés 2 - 1 espanyol

Al cielo desde el infierno

Manu García y Wakaso, que volvieron a hacer pareja en el centro, festejan el gol de la victoria. (Foto: Alavés)
Los jugadores del Alavés festejan en una gran piña la remontada que se tradujo en la primera victoria del curso.

Una explosión de locura en dos minutos culminada con los goles de Bastón y Sobrino tras el posible 0-2 anulado por el VAR da al Alavés su primera victoria del curso

Txema Sierra - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

vitoria - Dos minutos de revolución le permitieron ayer al Deportivo Alavés estrenar su casillero de victorias en esta temporada 2018-19. Apenas 120 segundos de efervescencia máxima en los que tuvo tiempo suficiente para dar una contundente patada sobre el infierno en el que estaba a punto de consumirse para coger impulso y dispararse de manera imparable hasta el cielo de los tres puntos. Fiel a las señas de identidad implantadas por Abelardo desde su llegada al banquillo, la escuadra albiazul mantuvo la fe pese a los numerosos varapalos a los que tuvo que sobreponerse, se empeñó en no bajar nunca los brazos y, en dos acciones marca de la casa, anotó sus primeros goles del ejercicio para certificar un triunfo que supone una importante dosis de tranquilidad en este arranque de la competición.

Se inició la contienda con un Glorioso que parecía decidido a dejar atrás su pobre puesta en escena ante el Betis y recuperar los terremotos con los que acostumbraba a abrir fuego el pasado ejercicio. Así, tomó la iniciativa a la hora de llevar el peso del juego y, cuando los aficionados todavía estaban entrando en Mendizorroza, Manu García alojó la pelota en el fondo de la red de Diego López. Era el minuto dos y se antojaba el inicio de una tarde plácida pero se tornó en espejismo, porque el colegiado Iglesias Villanueva anuló el gol por mano del capitán albiazul al controlar la pelota. Fue la primera de las muchas acciones en las que el trío arbitral y el recién estrenado VAR se convirtieron en protagonistas del choque. En esta ocasión no se revisó la jugada y el marcador permaneció inalterado.

Tampoco se recurrió a la tecnología cuando, a los dieciocho minutos, Rubén Sobrino cayó en el área pequeña periquita entre dos defensas tras protagonizar un contragolpe de vértigo. El trencilla evitó la ayuda de la televisión para certificar un contacto que sí pareció existir.

A partir de ahí, con dos tarjetas amarillas casi consecutivas para Wakaso y Manu García, el duelo comenzó a inclinarse hacia el conjunto visitante, que cada vez se acercaba con más peligro a las inmediaciones de Pacheco. El guardameta tuvo que intervenir con acierto ante Baptistao y Sergio García, mientras que el Alavés trataba de responder, casi únicamente, con las incursiones de Jony y Sobrino por la banda izquierda. El escaso acierto en el pase final, sin embargo, acababa con estas acciones en la papelera.

Y así se alcanzó el minuto 41, cuando Iglesias Villanueva señaló un córner inexistente después de un disparo de Sergio García. El Espanyol lo botó resolviéndose la jugada aparentemente sin consecuencias pero entonces desde el control del VAR le indicaron al colegiado que había existido un posible agarrón de Laguardia a David López. Tras comprobarlo en las imágenes el árbitro señaló el penalti pese a las insistentes protestas albiazules y Leo Baptistao no perdonó para establecer el 0-1 en el marcador.

La llegada del descanso fue la mejor noticia para un Glorioso completamente desnortado en ese tramo. Pero la puesta en escena tras el paso por los vestuarios no fue mucho mejor. Y en el minuto 47 un envío en profundidad de Granero desarboló a la zaga alavesista, marcando Sergio García el 0-2 tras aprovechar el pase de la muerte de Baptistao. Parecía la sentencia para un Alavés completamente grogui. Sin embargo, el VAR que le había condenado poco antes acudió ahora en su rescate para anular el tanto por fuera de juego.

Fue el punto de partida de la rabiosa reacción albiazul. Primero aprovechando un despeje defectuoso de un saque de banda de Wakaso para empatar con un cabezazo de Borja Bastón en el 56. Y apenas dos minutos después con un contragolpe vertiginoso conducido por Jony al sprint durante setenta metros y finalizado con un espectacular remate de primera de Sobrino a la red. En la media hora restante el Alavés se dedicó a nadar y guardar la ropa aunque de nuevo Sobrino estuvo cerca de marcar. En el 89 con un disparo que detuvo Diego López y en el 95 con un despeje a un saque de córner visitante que casi se cuela en la portería de Pacheco. No fue así afortunadamente y la escuadra del Paseo de Cervantes alcanza el primer parón de liga con cuatro tranquilizadores puntos en su casillero.

las claves

El VAR, decisivo. El encuentro ante el Espanyol estuvo mediatizado completamente por la implantación de las nuevas tecnologías en el fútbol. Así, el VAR se convirtió en gran protagonista del choque interviniendo en el primer gol del Espanyol y la anulación del posible 0-2 al comienzo del segundo periodo. Por contra, no se recurrió a esta herramienta para aclarar varias acciones dudosas en el área del Espanyol.

Explosión de locura. En apenas dos minutos el Alavés disparó a puerta casi más que en el resto del encuentro para darle la vuelta al marcador. Una jugada de estrategia y un contragolpe de tiralíneas sirvieron para culminar la remontada.

abelardo

Confianza en la reacción. El entrenador asturiano apostó de inicio por el mismo equipo de la pasada semana y pese a los problemas sufridos en el primer tiempo y el varapalo del marcador hasta el descanso logró que ‘El Glorioso’ mantuviese la fe en las posibilidades de reacción. Un revolcón que llegó tras el susto del posible 0-2 apoyándose en las principales señas de identidad del grupo.

el dato

la figura

El delantero manchego culminó su gran actuación individual firmando el gol que terminó dando los tres puntos al Alavés. Incansable durante todo el partido, fue una pesadilla para el rival.

debe mejorar

El delantero sueco se encuentra muy lejos de su estado de forma óptimo y eso influye muy negativamente en su rendimiento. Casi inédito, su salida en la segunda parte aportó muy poco.

2

0-1, minuto 41: Leo Baptistao, de penalti. El brasileño convierte la pena máxima cometida por Laguardia sobre David López en un córner y señalada por el VAR. 1-1, minuto 56: Borja Bastón. Saque de banda largo de Wakaso que despeja mal hacia atrás un defensa del Espanyol y Bastón remacha de cabeza en el segundo palo. 2-1, minuto 58: Rubén Sobrino. Maripán corta un avance del Espanyol en el área albiazul y cede a Jony, que recorre al sprint casi setenta metros para ceder atrás a Sobrino y permitir al manchego marcar un golazo de primera.

Amonestó a Wakaso (minuto 17), Manu García (minuto 19), Pacheco (minuto 39) y Laguardia (minuto 39) por parte del Deportivo Alavés y a Sergi Darder (minuto 43), Borja Iglesias (minuto 49) y Leo Baptistao (minuto 93) del Espanyol.

1

Secciones