salud bucodental

Una boca sana

Los higienistas previenen y promocionan la salud bucodental (CEDIDA)

Uno de los aspectos más importantes, ya sea por apariencia o por salud, es la higiene bucal. Unos buenos hábitos que hemos de adoptar desde niños

Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 12:33h.

Hoy en día a pocos alaveses se les escapa que la mala salud oral puede conducir a problemas... y en algunos casos serios. Si no cuidas tus dientes y encías, puedes sufrir dolor oral y facial, pérdida de dientes, problemas con el corazón y otros órganos importantes (por las infecciones de boca), problemas de digestión que pueden llevar a una insuficiencia intestinal o a un síndrome de colon irritable, entre otros.

Es por eso por lo que la salud bucodental se ha convertido en un tema que preocupa a los habitantes del Territorio Histórico. Sin duda el trabajo de los profesionales y la alta calidad de las clínicas dentales alavesas ha influido en ese aspecto.

Desde pequeños, cada vez que hablamos de nuestro sistema digestivo empezamos por nombrar a una parte muy importante, la boca (con todos sus componentes como los dientes, las encías, la lengua, etc.), que es fundamental en el procesamiento de los alimentos. Si nuestra boca tiene alguna enfermedad, nuestra salud física se verá afectada, nuestra digestión, e incluso nuestra autoestima, por lo que se puede comprender la importancia de la higiene bucal.

Es aquí donde la higiene oral cobra especial importancia. Pero realmente, ¿sabemos qué es la higiene dental? El concepto comprende los procesos que mantienen limpios y sanos a nuestras encías, dientes, lengua y la boca en general, permitiéndonos tener un aliento fresco, conservar nuestras piezas dentarias y no sufrir molestias. La higiene dental tiene que formar parte de nuestros hábitos, realizando una limpieza de nuestros dientes al menos tres veces al día.

La importancia de la higiene bucal está en que nos permite mantener a nuestras encías sanas, con lo que nuestros dientes se mantendrán saludables y podrán cumplir su función. Además podremos evitar otras enfermedades y complicaciones.

Una boca sana no depende de cuantos años has cumplido sino de tres cuestiones fundamentales: una correcta higiene oral, una dieta adecuada y las visitas regulares al dentista, al que hay que acudir al menos tres veces al año. Unas visitas que deben ser más frecuentes cuanto más avanzada sea la edad. Y es que cada etapa de nuestra vida tiene unas características determinadas, aunque también un punto común a todas ellas: en lo que se refiere a salud, pongamos siempre por delante la prevención.

Visita obligada En general pensamos que sólo hay que acudir al dentista cuando sentimos dolor, pero ésta es una idea totalmente errónea, ya que el síntoma de dolor no es más que una alarma de que algo no va bien y que se podría haber evitado si se hubiera hecho esa revisión de la que hablamos. Tan sólo te llevará unos minutos de tu tiempo y sin embargo, el beneficio que vas a obtener es mucho mayor. Además, Álava cuenta con una excelente oferta de profesionales.

Revisar tu boca al menos una vez al año es una medida preventiva de la cual cada vez más gente se está concienciando y están claras las razones...

Secciones