Tensión en torno a Gaza tras una noche de cohetes y bombardeos

Las autoridades médicas palestinas informaron de la muerte de tres personas por los ataques israelíes

Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Jerusalén - La tensión dominó el miércoles por la noche y ayer por la mañana Gaza y las localidades israelíes adyacentes, con el lanzamiento por las milicias palestinas de 180 cohetes contra Israel, que provocaron una veintena de heridos, y 150 bombardeos israelíes de represalia en los que murieron tres palestinos. El Gabinete de Seguridad israelí, convocado de urgencia por el primer ministro, Benjamin Netanyahu, se reunió en la base Kiryá de Tel Aviv con la participación de las principales autoridades militares. La mayoría de los cohetes palestinos cayeron sobre áreas vacías o de cultivo, mientras que más de una veintena fueron interceptados por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro, y una decena impactaron contra poblaciones habitadas, causando heridas a una veintena de personas, algunas de ellas graves, aunque la mayoría heridas leves y algunas por rotura de cristales o caídas.

En Gaza, las autoridades médicas informaron de la muerte de tres personas en los bombardeos: un miliciano de las Brigadas de Ezedín al Qasam, alcanzado por un proyectil cuando viajaba en su vehículo;una mujer de 23 años embarazada y su hijo de año y medio, además de una veintena de heridos.

El presidente palestino, Mahmud Abás, pidió la intervención urgente de la comunidad internacional para frenar la escalada, mientras que el portavoz de Hamás Abdel Latif Qanu, advirtió a primera hora de la mañana en Twitter de que Israel “pagará el precio” y defendió que los palestinos están actuando “en defensa propia” para “responder a la agresión” israelí. Horas más tarde, Hamás daba por finalizada la escalada de ataques.

La tensión se inició con un incidente hace dos días en el que unos milicianos de Hamás dispararon por un error contra blancos en Gaza pero en dirección a Israel ante una exhibición militar ante altos cargos del movimiento, lo que provocó disparos de respuesta desde un tanque israelí, que mataron a dos milicianos, a lo que el movimiento islamista respondió un día más tarde con la oleada de cohetes, la segunda mayor desde la guerra de 2014.

Entre los bombardeos de ayer, el Ejército israelí atacó “varios objetivos militares, incluido un complejo militar del Batallón de Rafah Oriental, el pozo de un túnel ofensivo al oeste de Jabalia y dos túneles de combate de Hamás adyacentes a la playa en la zona central de la Franja de Gaza”, informó en un comunicado. Este aseguró que los bombardeos se limitaron a “objetivos estratégicos militares de Hamás” y asestaron “un duro golpe a las capacidades de la organización terrorista” y avisó de ésta tendrá que “enfrentarse a las consecuencias de su actividad hostil contra civiles israelíes”. - Efe