primer partido de liga

Maripán, duda para el Barça

Lesión El central chileno sufre un esguince de tobillo tras el amistoso del miércoles e Ibai Gómez una distensión en el isquiotibial

Asier Pérez Área 11 - Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Vitoria - Guillermo Maripán e Ibai Gómez protagonizaron las noticias negativas del amistoso del pasado miércoles contra la Real Sociedad, ya que ambos se retiraron del terreno de juego lesionados antes del final de la primera mitad. Según anunció ayer el Alavés, Maripán tiene un esguince de tobillo de grado 1-2 y a Ibai Gómez le detectaron una distensión en su isquiotibial derecho, aunque queda pendiente de que le realicen una resonancia mañana para descartar una lesión de mayor gravedad.

El esguince prácticamente descarta a Maripán para el estreno liguero el sábado 18 en el Camp Nou. El club va a seguir su progreso a lo largo de la semana, y si el esguince es de grado I llegaría justo a tiempo al encuentro contra el Barça, pero sin apenas entrenar durante la semana. En caso de confirmarse que es de grado II, las posibilidades de verlo jugar en la primera jornada se esfumarían. Su lesión trastoca los planes de Abelardo, que lo alineó como titular contra la Real Sociedad, duelo en el que el chileno realizó una labor impecable hasta el momento de su lesión.

El técnico asturiano ha repetido durante toda la pretemporada que lo importante en verano es esquivar las lesiones, y en ese sentido el último amistoso se saldó con resultado negativos. La lesión de Ibai Gómez es menos preocupante, ya que una distensión solo le mantendrá apartado unos días. Sin embargo, habrá que estar atentos a los resultados de la resonancia de mañana. Perder al extremo sería un duro golpe para el Alavés, ya que fue uno de los jugadores fundamentales a lo largo del ejercicio anterior.

Guidetti, bajo de forma El que tampoco llegará al 100% al primer encuentro contra el Barça es John Guidetti. El sueco ha vuelto de sus vacaciones bajo de forma, con algún kilo que otro de más. En el amistoso del miércoles se le notó muy por debajo de sus compañeros. Acabó muy cansado tras los apenas 30 minutos que jugó, y se le vio lento en los balones que le enviaron. Tendrán que pasar varias semanas para que el internacional sueco recupere su mejor versión.