El Govern no descarta la opción del adelanto electoral

Vigilará hasta octubre los pasos de Sánchez en busca de una solución al “conflicto” y si apuesta por el referéndum

Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

BARCELONA - “Le expresé quién soy, qué pienso y qué estoy dispuesto a hacer”. Así se pronunció ayer Quim Torra respecto a la reunión que mantuvo con Pedro Sánchez, a quien le trasladó el calendario que tenía en mente, que pasa por la celebración de la Diada del 11 de septiembre, la celebración del primer aniversario del 1-O y la celebración de las elecciones municipales, sin descartar una adelanto de los comicios catalanes en función de los pasos que dé el Gobierno español en los próximos tres meses, es decir, hasta octubre.

Según el president, si Sánchez quiere dar una solución política, a él no se le ocurre otra fórmula que los catalanes voten en referéndum y, como valora positivamente el encuentro y el diálogo, dijo mantener la esperanza en que la votación se concrete “en los próximos meses”. Eso, a pesar de que el presidente español le admitió que la autodeterminación no es su vía, y que no podría dar apoyo a “cualquier solución fuera de la Constitución”. Cuando Torra le replicó entonces por su propuesta, Sánchez le emplazó a nuevas reuniones, entre otras la que se prevé realizar en el Palau de la Generalitat.

En parecidos términos se expresó la portavoz del Govern, Elsa Artadi, quien indicó que su Ejecutivo no se pone “fechas límites” en el procés con la finalidad de dar una oportunidad al “diálogo”. En este contexto, se valora que el presidente español vea la situación como un “conflicto político”. Tras recalcar que poner fechas, dada la experiencia, “no es un buen negocio”, añadió que la Generalitat se ve incapaz de predecir la respuesta del Gobierno socialista o el “nivel de represión” que habrá en los próximos meses, cuando se prevén los juicios del proceso soberanista.

Torra, por ejemplo, está pendiente de comprobar si Sánchez retirará el recurso presentado ante el Tribunal Constitucional contra la moción del Parlament por la que se reafirmaron en los objetivos políticos de la resolución independentista del 9-N. “Empezamos mal presidente”, le señalé. - I.S.M.