fiestas de la blanca 2018

Vitoria abre la puerta a un paseíllo alternativo en fiestas si no hay acuerdo

El pliego busca atajar la problemática abierta hace año y medio cuando varias cuadrillas de blusas abandonaron la Comisión

La convocatoria de subvenciones para las cuadrillas de blusas que participan en las fiestas de Vitoria aprobada hoy incluye una cláusula que no descarta la posibilidad de que se organice un paseíllo alternativo en el caso de que los dos colectivos de blusas y neskas no alcancen un acuerdo.

Martes, 12 de Junio de 2018 - Actualizado a las 15:41h.

Vitoria. La concejala de Cultura de Vitoria, Estíbaliz Canto, ha explicado esta opción en la presentación de la convocatoria de ayudas, que se ha analizado con la Comisión y la Federación de Blusas y Neskas -las dos entidades enfrentadas- para acordar "un 90 %" de su contenido y que deja abierta la opción de ese paseíllo alternativo.

El pliego busca atajar la problemática abierta hace año y medio cuando varias cuadrillas de blusas abandonaron la Comisión de Blusas y Neskas a raíz de conflictos internos y crearon a Federación, con la que ahora comparten la organización de las fiestas de La Blanca aunque aún existan grandes diferencias entre ellas.

El conflicto se evidenció con el reparto de los puestos en el paseíllo de ida y vuelta a los toros (bautizadas en 2017 como "kalejiras" ante la ausencia de corridas de toros), que se saldó con un acuerdo in extremis para salvar este evento, uno de los platos fuertes de las fiestas y que atrae a mucho cantidad de público.

Así, a partir de ahora se designa a la Comisión como la organizadora histórica del paseíllo y se le da la prioridad a la hora se solicitarlo, por lo que la Federación "deberá llegar a un acuerdo con esta entidad para establecer el orden y normas de participación", ha precisado la edil, quien ha añadido que en caso de no existir acuerdo contempla que "se presente una alternativa que no interfiera al paseíllo".

Al margen de esta cláusula, la subvención establece el reparto de 75.000 euros entre ambos colectivos para que los entreguen a sus cuadrillas, e incluye apartados como la eliminación de cánticos de carácter machista u homófobo, actitudes machistas o muestras excesivas de consumo de alcohol durante los paseíllos.

Canto ha recordado que estas condiciones surgen de la necesidad de regular la actual situación de división, sobre la que ve una difícil reconciliación en un breve plazo de tiempo.