rival europeo

Nueva exhibición del Fenerbahce en Turquía

Los de obradovic aplastan al Yesilgiresun y se mantienen líderes

Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

vitoria - El Fenerbahce ya solo tiene su cabeza orientada en el inicio del cruce de cuartos de final ante el Baskonia. Con el beneplácito de los rectores baloncestísticos de su país, el conjunto turco consiguió adelantar al viernes su partido de este fin de semana correspondiente a la liga turca para así gozar de un mayor descanso. El Baskonia, que hoy por la mañana se verá las caras ante el Iberostar Tenerife, no goza de esos privilegios, si bien su compromiso liguero de la siguiente jornada ante el Real Madrid -también inmerso en la pelea por un puesto para la Final a Cuatro de Belgrado- sí ha quedado pospuesto al menos para próximas fechas.

Los pupilos adiestrados por Obradovic no tuvieron ningún problema para deshacerse (70-93) del modesto Yesilgiresun y se mantienen como intratables líderes de su competición doméstica con un balance de 22 victorias y 3 derrotas. Obligado por las fuertes restricciones a la hora de inscribir en el acto a jugadores turcos, el técnico serbia reservó a tres piezas capitales en sus esquemas como sus compatriotas Guduric y Kalinic, así como el veterano Datome. Sin embargo, ello no fue óbice para que el vigente monarca de la Euroliga confirmara su buen momento de forma y sumara un plácido éxito.

Con 15 triples de 28 intentos, el Fenerbahce resolvió con extrema comodidad un partido en el que no se vio exigido en ningún instante y sus secundarios dispusieron incluso de un considerable protagonismo. Wanamaker acabó como el máximo anotador del rival baskonista con 16 puntos y un inmaculado 4 de 4 desde la línea del 6,75. También brilló el cerebral Sloukas, que firmó una actuación notable con 11 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias. Nunnally y Vesely superaron la decena de puntos pese a ser dosificados durante muchos minutos. En definitiva, una sesión de baño y masaje para un equipo que ha sabido reinventarse de forma notable pese a sufrir las sensibles pérdidas de Bogdanovic y Udoh. - O.S.M.