rusia lo calificó como un “cuento de hadas”

May cree “muy probable” que Moscú envenenara al exespía ruso y a su hija

La primera ministra británica recuerda en el Parlamento la implicación de este país en el caso Litvenenko

Rita Álvarez Tudela Corresponsal - Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

londres - La primera ministra británica, Theresa May, cree que es “muy probable” que Rusia sea responsable del envenenamiento del exespía ruso Serguei Skripal y su hija, Yulia Skripal, en Salisbury (al sur de Inglaterra), unos comentarios que el ministerio de Asuntos Exteriores ruso calificó como un “cuento de hadas”.

El agente nervioso se le conoce como Novichok y se trata de un químico producido por Rusia en el pasado y que aún sería capaz de seguir haciendo. La líder conservadora recordó otro precedente por envenenamiento de Rusia en suelo británico, cuando falleció Litvenenko y se expulsó a los diplomáticos rusos, se suspendió la cooperación en materia de seguridad, se cancelaron los planes bilaterales de expedir visados, y se congelaron los activos de los sospechosos y se incluyeron en las listas internacionales de extradición.

La primera ministra explicó en Westminster que solo hay dos explicaciones plausibles para explicar el ataque. La primera sería que se tratase de “un acto directo del Estado ruso contra nuestro país”, o bien, que el gobierno ruso “perdió el control de este agente neurotóxico potencialmente catastrófico y permitió que llegase a manos de otros”.

Para intentar aclarar la situación, Londres convocó al embajador ruso para que explique su postura y que “proporcione inmediatamente” una explicación detallada sobre lo ocurrido, que tiene que darse antes del final de la jornada de hoy. Horas antes, el presidente ruso, Vladimir Putin, contestando a una pregunta hecha por la BBC sobre si Moscú tiene alguna responsabilidad en el caso de Skripal, pidió a Londres que primero investiguen, y como luego, estaría dispuesto a discutir lo sucedido. May definió lo ocurrido como un acto “imprudente y despreciable”. Reconoció como esta acción ha tenido lugar “en el contexto de un patrón bien establecido” de agresión del Estado ruso, en el que mencionó la anexión ilegal de Crimea, la violación repetida el espacio aéreo nacional de varios países europeos, la puesta en marcha de una campaña de ciber espionaje y la intromisión en las elecciones de otros países. “Está claro que el ex espía Skripal y su hija fueron envenenados con un agente nervioso de grado militar de un tipo desarrollado por Rusia”, explicó May tras una reunión del Consejo de Seguridad Nacional donde se trató la información disponible hasta el momento, añadiendo que investigación continúa abierta. El incidente contra ha provocado “considerable preocupación” entre la comunidad después de conocerse que quedaban restos del agente nervioso tanto en el restaurante de la cadena de comida italiana Zizzi, como en el pub The Mill.

May reconoció que tanto ella como el resto del país están impacientes por encontrar a los responsables y que sean juzgados. La líder conservadora llamó a creer en la justicia y apuntó a que es esencial “proceder de la manera correcta”, no dejándose caer en la especulación, si no en la evidencia.