Elo Mayo Cabero

“Como mujer aspiro a una sociedad libre de violencias”

Trabajo en... Berdintasun, una consultora de igualdad entre mujeres y hombres.
Edad. 56 años.

Martes, 19 de Abril de 2016 - Actualizado a las 10:47h.

2 Andrés Goñi¿Cuánto de postureo diría que hay hoy en día en la defensa de la mujer?–Lo realmente preocupante es no adoptar ninguna postura.¿En materia de igualdad se ha avanzado poco, mucho o nada?–En uno aspectos mucho y en otros, muy lentamente. Pero lo importante es saber que lo conseguido nadie nos lo ha regalado, sino que ha sido gracias al esfuerzo, la lucha de muchas mujeres y el el feminismo.¿Se atrevería con un ‘culpable’?–El problema es estructural. Y la causa es la existencia de un sistema patriarcal basado en un conjunto de ideas, prejuicios, símbolos y prácticas que configuran una organizacion social fuertemente discriminatoria para con las mujeres.¿Educación en valores o imposición del respeto a los sexos?–Siempre la educación en valores como la igualdad, la libertad, la autonomía personal, la resolución no violenta de los conflictos personales, el respeto.... ¿Y violencia machista o violencia de género?–Me inclino por violencia machista porque señala más claramente los factores culturales, sociales y estructurales que son la causa de la violencia y porque el término “violencia de género” se relaciona con la Ley que se refiere sólo a un tipo de violencia: la que tiene lugar dentro del marco de las relaciones afectivas.¿Mujer en puesto de responsabilidad por cuotas igualitarias o por méritos?–Mientras sigan existiendo espacios fuertemente masculinizados y los llamados “techos de cristal” ó “suelos pegajosos”, hay que posibilitar medidas para eliminar los obstáculos que impiden mujeres y hombres en plena igualdad.Cuando oye que hay jóvenes que controlan el móvil de sus novias...–Cambian las modas, pero no los modos, así que nos queda muchísimo para construir relaciones en libertad basadas en el respeto y en tratarnos bien.Las redes sociales, los móviles… ¿son una oportunidad para acabar con la discriminación por cuestión de género o un peligro?–El peligro no está en la tecnología ni en las nuevas plataformas. Está en el modo de emplearlas. Y, a veces, usamos tecnología del siglo XXI con planteamientos de las cavernas. Pueden ser grandes aliadas si sabemos cómo utilizarlas.¿Dónde cree que se producen mayores discriminaciones de género?–Por desgracia, la discriminación no tiene espacios ni ámbitos exclusivos porque se basa en un sistema social que posibilita las desigualdades y, por lo tanto, aparecen en todos los ámbitos tanto públicos como privados.¿En qué han de avanzar los hombres para que la igualdad sea normal?–Lo primero, en considerar que no es solo de mujeres sino que nos implica a todas y a todos. Es imprescindible que se sensibilicen y comprometan a favor de la igualdad y en contra de la violencia, en el día a día, en público y privado...¿Y las mujeres?–En la toma de conciencia y trabajar nuestro empoderamiento personal y colectivo, tejiendo redes de solidaridad y buscando alternativas colectivas propias.